Maestría en Cambio Global, Énfasis Riesgos Climáticos


 

Cambio Global

El Cambio Global (CG) se debe entender como el impacto de las  actividades humanas en el funcionamiento del  sistema Terrestre. Es la naturaleza y consecuencias de las perturbaciones antropogénicas en los sistemas físicos, químicos, biológicos y sociales que están regulando el ambiente que sostiene la vida humana, y tienen influencia sobre su calidad. El crecimiento de la población humana unido a un mayor consumo per cápita de los recursos (agua, biodiversidad, energía, suelos) y la alteración de los ciclos biogeoquímicos, hace que el CG  sea el resultado de las actividades ejecutadas localmente y con impactos regionales y globales que surgen de procesos de transporte en la atmósfera, hidrosfera y océanos. Resultado de esto  se tiene: los  cambios acumulados y sinérgicos (incluyendo el cambio climático a escala global y gradual en el tiempo),  y los cambios ambientales locales que alteran el balance global del carbono y la calidad de vida y sostenibilidad de los recursos, tales como la contaminación atmosférica, la pérdida de la biodiversidad y servicios ecosistémicos, la erosión de suelos y la desertificación, la escasez y eutrofización de las aguas. Igualmente, la variabilidad climática y los eventos extremos que se suman y superponen al cambio climático, constituyendo los riesgos climáticos.

 

Riesgo Climático

Se debe entender como la probabilidad de consecuencias dañinas, o pérdidas esperables (muertes, heridos, daños de propiedad, medios de vida, actividad económica alterada o ambiente dañado) resultantes de las interacciones entre daños inducidos por el clima y condiciones de vulnerabilidad. El Cambio Global ya se encuentra instalado en el país y en la región de la Cuenca del Plata, alterando y con posibilidad de poder alterar aún más la capacidad de los sistemas biogeofísicos (atmósfera, ríos, ecosistemas y suelos) y sectores socioeconómicos (agropecuario, forestal, salud) de proporcionar bienes y servicios esenciales para un desarrollo económico y humano sostenible.

 

Vulnerabilidad

La vulnerabilidad  intrínseca de los sistemas, sectores y poblaciones se ve incrementada por las actividades humanas y el aumento de su exposición. La vulnerabilidad climática es el grado en que el cambio climático, incluyendo a la variabilidad y los eventos extremos,  podría dañar o perjudicar un sistema natural o humano. Este concepto es función tanto de la exposición y sensibilidad (del sistema, sector, población)  así como de la capacidad de adaptarse (adaptabilidad) a unas nuevas condiciones climáticas y no climáticas sinérgicas.  El país y la región están requiriendo de una evaluación sistemática más detallada y actualizada de las vulnerabilidades y previsiones de los impactos asociados a las presiones climáticas y las tendencias de la sociedad (crecimiento demográfico, desarrollo económico y progreso tecnológico) para aumentar la resiliencia y adaptabilidad de los sectores, sistemas y poblaciones afectadas o potencialmente afectables. Por ello es necesario dar pasos para examinar cómo y dónde el clima ya está generando o interactuando con los sistemas natural y humano o podría hacerlo a futuro. La mayor parte de las actividades productivas de la Región y el País se desarrollan sobre sus extensos ecosistemas naturales; el uso de los suelos es una de las mayores forzantes que gobiernan el cambio de ecosistemas, que están interactuando con el clima de manera compleja y a diversas escalas temporales y geográficas. Todo esto incrementa aun más su vulnerabilidad a las presiones en sectores en los que los impactos climáticos podrían ser importantes como: la agropecuaria, los ecosistemas naturales (bosques, tierras de pastoreo, humedales) y sus servicios ecosistémicos, los recursos hídricos y la salud humana. La ocurrencia de eventos extremos y la variabilidad climática son particularmente importantes para incrementar estos impactos y el de visualizar los déficit de adaptación. La importancia relativa atribuida a cada uno de los impactos esperables podría variar de una región a otra y entre sectores.

 

Adaptación

La adaptación es el proceso mediante el cual los actores sociales aumentan, desarrollan e implementan estrategias (políticas, acciones) para reducir, enfrentar o  aprovechar los impactos del cambio, la variabilidad y los extremos climáticos en sus medios de vida. La adaptación  puede ser natural (autónoma) o planificada. A pesar de las adaptaciones, habrá impactos residuales (déficit de adaptación), particularmente asociados con eventos extremos. Los eventos extremos de la precipitación en regiones deforestadas podrían incrementar la sedimentación de los ríos en las áreas de la región, afectadas por el impacto de la variabilidad y cambio climático sobre los recursos hídricos asociadas con los ecosistemas de agua dulce (lagos, humedales, arrozales y sus respectivas biotas), incluyendo las pesquerías de subsistencia. Los riesgos asociados al clima interactúan con el uso del capital natural como la extracción de agua; por lo cual los recursos hídricos serán afectados cada vez más por las necesidades de una demanda que se incrementará para satisfacer las necesidades del crecimiento poblacional y la economía, así como por el propio aumento de la temperatura (mayor evaporación).  La vulnerabilidad de algunas regiones a las presiones climáticas puede impactar sobre la  disponibilidad de agua; los cambios en los patrones y cantidades de precipitación podrían tener  consecuencias en la producción agrícola y de la energía hidráulica (cuencas del Paraguay, Paraná y Uruguay). Las alteraciones del balance hídrico debidas a la variabilidad y/o cambio climático afectan o afectarán adversamente a los sistemas de suministro y distribución de agua potable en  áreas rurales. Todo esto hace necesario un  monitoreo constante del clima, el ciclo hidrológico, la planificación y el mejoramiento de las prácticas de manejo del agua que son los elementos clave para hacer frente a la tendencia a la menor disponibilidad de agua.

A juzgar por sus efectos, el calentamiento global  puede ser sinónimo de “catástrofe”, lo cual no es correcto.

Si los humanos no revertimos pronto la mala forma de consumir, producir y relacionarnos con el medio ambiente, las consecuencias a mediano y largo plazo serán irreversibles. Todo esto pasa por un problema de Educación; modificar esa conducta autodestructiva es el desafío que tienen los gobiernos de los países desarrollados y en desarrollo. El Cambio Global puede ser el mayor desafío que la humanidad va a afrontar en las próximas décadas junto al desarrollo económico sostenible y búsqueda de la equidad, siendo a la vez un desafío para la ciencia, dado que este problema trasciende las fronteras tradicionales entre disciplinas, requiere de una integración de aportaciones de distintas áreas de las ciencias naturales y sociales, lo que hace necesario cada vez más de personal calificado en los programas de docencia e investigación.

 Pie de foto:  El NCAR en Boulder, anuncia nuevo y poderoso programa de computación científicos…….

Algunas preguntas importantes a responder en este ámbito:

 ¿Cómo funciona el Rio Paraguay, dentro del sistema regional, en relación a los ciclos de agua, energía, carbono, gases de efecto invernadero y nutrientes?,

 ¿Cómo los cambios del uso de las tierras y el clima pueden afectar el funcionamiento físico, químico y biológico de los ecosistemas del Pantanal-Paraguay y del Gran Chaco Americano?

¿Cuáles han sido y podrían ser los impactos (en términos de costos ambientales, humanos y monetarios) asociados al los cambios globales y los eventos extremos?, 

Las respuestas razonables a estas preguntas requerirán o  inducirán las realizaciones de investigación especializada. En este sentido, diversas investigaciones y reportes han identificado las perdidas en los sectores agropecuarios, de la biodiversidad, de la salud y de la generación hidroeléctrica como las de mayor valor de mercado o intangible en el país y la región.

 

 

La Facultad Politécnica consiente de los problemas en cierne y expuestos más arriba,  son algunos argumentos que condujeron  a ofrecer  la:

 

Maestría en Cambio Global, Énfasis en Riesgos Climáticos

Propuesta para enfrentar la  necesidad de formación de profesionales capaces de realizar investigaciones necesarias y su aplicación en la gestión. En esta propuesta están involucrados prestigiosos profesionales, investigadores y profesores de Universidades  de relevancia en esas áreas del conocimiento. La propuesta curricular de la Maestría en Cambio Global está diseñada para comprender a partir de la rigurosidad del conocimiento científico (diagnóstico, modelación, escenarios, evaluación de impactos), los factores y sectores en los que hay que intervenir (gestión),  a la vez que desencadenará entre sus participantes un proceso de búsqueda de alternativas innovadoras que se traduzcan en el diseño e implementación de proyectos de investigación y desarrollo, aplicación de tecnologías alternativas en los procesos productivos; generación de normas y regulaciones novedosas; educación, sensibilización y participación ciudadana e inversión pública y privada, en las áreas de Gestión de Riesgos Climáticos: Evaluación de vulnerabilidades, riesgos, adaptación o mitigación.